18
Las escribían donde podían, en las chabolas, entre los combates: en el empapelado, cuadernos de alumnos, libros de oficina…

Las revistas manuscritas de los guerrilleros se guardaban con los documentos importantes y se llenaban con hechos igual que con los relatos sobre la vida cotidiana, combates, héroes. Las revistas improvisadas se reanimaban con dibujos y humor invariable. Transmitiendo uno a otro, las leían para animarse con la esperanza de vencer pronto.

PÁGINA
"La noche es helada. La tierra es dura. Cuesta machetearla. La apartamos ya más con los dedos… Se acercan los guardias. El pelo mojado se pega en la frente. Menos mal, los fascistas han seguido adelante. Los dedos ya están mejor. Con mucho cuidado coloco el detonador en la caja de la mina, lo cubro todo con tierra y lo enmascaro..."
EL MINADOR FIÓDOR BACHILO
"Fue enorme el riesgo, pero la aspiración a hacer volar el escalón del enemigo venció el miedo", así lo describió en 1981, época de la paz, Fiódor A. Bachilo en su libro-confesión "Ostayús zhit" ("Me quedo vivo"). Recordó el año 1942 cuando siendo jefe del comando del destacamento guerrillero Voroshílov había vuelto a cumplir con éxito con su tarea.
Foto del archivo del Museo
"Antes de unirse al destacamento guerrillero Bachilo estuvo en contacto con los partisanos. Les entregó 16 fusiles, hasta 10 000 cartuchos, 1 ametralladora ligera RPD y metralleta. Asimismo se dedicó a divulgar literatura soviética clandestina y a cumplir con diversos encargos de mucha importancia para los guerrilleros".

El testimonio militar de Fiódor Bachilo, 1944
Fiódor Bachilo de 18 años de edad se unió al destacamento guerrillero el 29 de octubre de 1942. "Pasado un tiempo Fedia se ha convertido en un minador notable", narra su biografía en la revista manuscrita "Narodny Mstítel" ("El vengador del pueblo") de la 3ª brigada de Minsk S.M.Budionni (1943). El minador valiente hizo descarrilar más de veinte escalones, mató a centenas de fascistas, sufrió tres heridas graves...
"Los jefes del destacamento apreciaron las obras del minador audaz. Por segunda vez lo premiaron con un galardón del Gobierno. Mientras que el mismo Fedia confesó que el mejor premio para él fue haberse convertido en candidato a miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética (bolchevique). Fedia no se hace presuntuoso, es igual de modesto, sigue cumpliendo con su trabajo".

La revista Nú.2–3 "Narodny Mstítel" ("El vengador del pueblo") de la 3ª brigada de Minsk S.M.Budionni, octubre–noviembre de 1943
Foto del archivo del Museo
Datos: El grupo del minador Fiódor Bachilo explotó 26 escalones del enemigo, 18 trenes fueron destruidos incluyendo 150 vagones de infantería, maquinaria y pertrechos del adversario. Se organizaron 6 atentados explosivos en la estación de Míjanovichi (región de Minsk) y en la capital.
"El Partido nos enseñó a ser valientes mientras que tú eres su gran estudiante", así comienza el verso publicado en el poemario de Leonid Albaj "Partizánskaya Zorka" ("El amanecer guerrillero", la edición de la 3ª brigada de Minsk S.M.Budionni). Dicha obra está dedicada al partisano Bachilo, "el minador número uno de la brigada".
Foto del archivo del Museo
"Con su ejemplo personal como jefe de la banda subversiva ganó la autoridad no sólo entre los jefes y los efectivos, también entre la población civil. Siendo joven comunista se dedicó a una propaganda activa en las aldeas y participó en la vida pública cotidiana", cita el testimonio militar de Fiódor Bachilo.
El retrato de Fiódor Bachilo del pintor guerrillero G.F.Brzhozovski
Durante una de las operaciones Fiódor Bachilo fue gravemente herido en las dos piernas. Después de la guerra fue largo su recorrido por los hospitales. En 1949, tras haber mejorado un poco su salud, comenzó la carrera de reportero fotógrafo en el periódico "Chyrvónaya Zmena".
Foto del archivo del Museo
El coraje y el heroísmo de Fiódor Bachilo fueron honrados con la medalla "Al partisano de la Gran Guerra Patria" del I grado y con la Orden de Lenin (la más alta condecoración civil de la Unión Soviética).
"Los años van volando… La guerra ya es el pasado, pero las viejas heridas aún molestan… La memoria también es una herida", así termina el libro-confesión "Ostayús zhit" ("Me quedo vivo") de Fiódor A. Bachilo. Falleció en 1992, pero el nombre del héroe vivirá eternamente en la historia del movimiento guerrillero bielorruso.
La revista "Narodny Mstítel" nº2–3 de la 3ª brigada de Minsk S.M.Budionni, octubre–noviembre del año 1943
Continuará...
Cualquier uso o copia de materiales o selección de materiales del sitio web, elementos de diseño se permite solo con autorización del titular de derecho y solo citando la fuente www.belta.by
© Agencia Telegráfica de Belarús, 2018
© Museo Estatal Belaruso de la Historia de la Gran Guerra Patria, 2018
Left
Right
Made on
Tilda