15
Las escribían donde podían, en las chabolas, entre los combates: en el empapelado, cuadernos de alumnos, libros de oficina…

Las revistas manuscritas de los guerrilleros se guardaban con los documentos importantes y se llenaban con hechos igual que con los relatos sobre la vida cotidiana, combates, héroes. Las revistas improvisadas se reanimaban con dibujos y humor invariable. Transmitiendo uno a otro, las leían para animarse con la esperanza de vencer pronto.

PÁGINA
El 1º de enero del año 1944 un grupo de saboteadores del destacamento "Za Ródinu" fue de misión de combate – era necesario estallar un escalón enemigo que se dirigía al frente. Los guerrilleros cumplieron con su misión – destruidos los coches, matados y heridos cerca de 100 soldados de la Wehrmacht. Así los soldados de uno de los más grandes destacamentos de guerrilleros de la provincia de Minsk celebraron el nuevo año militar de la lucha por la libertad.
EL AÑO NUEVO
DURANTE LA GUERRA

Más tarde en la revista guerrillera nº4 "Patriot Ródiny" del destacamento "Za Ródinu" de la brigada "Belarús" del año 1944 escribirán:

"Cada saboteador deseaba lo más pronto posible explotar un escalón militar del enemigo y de esa manera hacer un regalo a nuestra Patria… El nuevo año 1944 nos dará nuevas fuerzas. Reforcemos los ataques contra el enemigo para que este año sea el año de la victoria definitiva".

Estas palabras reflejaban el ánimo navideño general en los grupos guerrilleros.
Incluso en los duros tiempos de guerra la tradición de celebrar el Año Nuevo no se desapareció. Sólo el ambiente, felicitaciones y deseos eran diferentes.
De los recuerdos del jefe del destacamento de guerrilleros "Za Ródinu" Piotr Goncharov:

"Nuestro destacamento, que contaba con unos 400 partisanos, actuaba en la región de Rúdensk, a unos 25 km de Minsk. La cercanía del enemigo constantemente hacía pensar en la prudencia. Por eso yo nunca permitía a mis combatientes relajarse, incluso durante las fiestas. Las bebidas alcohólicas estaban prohibidas. Pero los guerrilleros bielorrusos podían divertirse también sin este atributo de la mesa navideña".
La atmósfera de la fiesta los partisanos la creaban como podían. En el campamento siempre decoraban el árbol de Navidad, pero no con caramelos o juguetes, sino con cartuchos descargados, granadas e incluso minas… Usaban los conos quedados en los árboles desde el otoño, hacían los juguetes de las revistas enviadas de la retaguardia.
Los guerrilleros decorando el árbol de Navidad. Foto del archivo del Museo
Antes del carillón en los destacamentos de guerrilleros leían la orden-felicitación festiva, expresaban el agradecimiento a los mejores combatientes y hacían un resumen.
Los puentes y tanques enemigos estallados, los escalones descarrillados, los fascistas matados y los territorios liberados – de todo eso hablaban en la reunión del Año Nuevo. Luego todos se reunían en la mesa común. El comandante encargaba preparar una comida festiva, "mejor que habitualmente".
La cocina guerrillera, invierno del año 1943. Foto del archivo del Museo
"Felicitaban también a la población local. Con el jefe del Estado Mayor, al poner las capas de camuflaje imitando los trajes de Ded Moroz y Snegúrochka, llevaban a las aldeas los trineos con pan y tortillas para los niños. En el destacamento había un conjunto de canto formado por siete personas".

De los recuerdos del jefe del destacamento de guerrilleros "Za Ródinu" Piotr Goncharov

Los partisanos tocaban los instrumentos y cantaban no sólo para el destacamento: los combatientes alegraban con sus actuaciones también a los habitantes locales de las aldeas cercanas, donde al mismo tiempo divulgaban los boletines de Sovinformburó y hablaban con los campesinos. Pero especialmente al Ded Moroz guerrillero le esperaban los niños. A pesar del hambre y privaciones los combatientes siempre se esforzaban por hacer una fiesta para ellos.
"En la escuela del campamento familiar que vivía bajo la protección de los guerrilleros se reunieron los alumnos y pioneros para celebrar el nuevo año 1944. En medio de la escuela había un árbol de Navidad bien decorado. El comisario del destacamento Fiódor B. hizo un informe sobre el 25º aniversario de la BSSR. Después del informe intervinieron los alumnos aficionados al arte. En la velada los escolares recibieron los regalos de los partisanos, entre los cuales estaban el calzado, la ropa, los objetos de escuela…"

Un fragmento del artículo del periódico "Zariá", el 5 de noviembre del año 1944
El nuevo año 1944 los guerrilleros lo celebraban con esperanza particular. En el año 1943 el Ejército Rojo asestó un golpe demoledor contra el enemigo y reconquistó más de la mitad de las tierras ocupadas. El movimiento guerrillero se desarrollaba impetuosamente. El éxito de las unidades soviéticas inspiraba a la gente para la lucha con nuevas fuerzas, las aldeas enteras se adherían a los partisanos. Sólo en agosto y primera mitad de septiembre en los destacamentos de vengadores del pueblo entraron más de 17 500 personas. Por delante estaban las grandes victorias y frecuentes derrotas, sangrientos combates y grandes hazañas de la gente simple… La gente que en el nuevo año 1944 creía en la victoria indispensable sobre el enemigo y luchaba abnegadamente por la libertad e independencia de la Patria.
La revista manuscrita nº4 "Patriot Ródiny" del destacamento "Za Ródinu" de la brigada "Belarús", enero del año 1944
Cualquier uso o copia de materiales o selección de materiales del sitio web, elementos de diseño se permite solo con autorización del titular de derecho y solo citando la fuente www.belta.by
© Agencia Telegráfica de Belarús, 2018
© Museo Estatal Belaruso de la Historia de la Gran Guerra Patria, 2018
Left
Right
Made on
Tilda