27
Las escribían donde podían, en las chabolas, entre los combates: en el empapelado, cuadernos de alumnos, libros de oficina…

Las revistas manuscritas de los guerrilleros se guardaban con los documentos importantes y se llenaban con hechos igual que con los relatos sobre la vida cotidiana, combates, héroes. Las revistas improvisadas se reanimaban con dibujos y humor invariable. Transmitiendo uno a otro, las leían para animarse con la esperanza de vencer pronto.

PÁGINA
DE LA RETAGUARDIA PARA EL FRENTE. EL FONDO DE DEFENSA
El 29 de julio de 1941 el periódico "Pravda" ("La verdad") publicó un resumen de las cartas de centenas de trabajadores con la iniciativa de crear un Fondo de Defensa especial para recoger dinero y bienes materiales con el fin de apoyar al Ejército Rojo. Se proponía gastar las donaciones voluntarias de la población para la construcción de tanques, aviones y otros vehículos de combate.

Pasados unos días en todas las oficinas del Gosbank se abrieron unas cuentas especiales. La gente donaba dinero en efectivo, oro, plata, bonos. La población civil de la Unión Soviética dejaba lo último para reforzar el Ejército...
Los campesinos, trabajadores de las ciudades, comunistas, gente sin partido, científicos, funcionarios… A la creación del Fondo de Defensa se unieron todas las capas de la población de la Unión Soviética. Cada mes los trabajadores de las empresas donaban al Ejército Rojo su sueldo de una jornada laboral. Buscando más ingresos para el Fondo los trabajadores participaban en el trabajo colectivo voluntario en los días festivos y de descanso (domingo comunista o voskrésnik), las haciendas colectivas (koljós) sembraban las "hectáreas de defensa" mientras que los científicos y artistas entregaban sus honorarios y premios. En cuatro meses para el refuerzo del Ejército fueron recogidos más de siete mil millones de rublos, decenas de miles de kilos de plata, oro y otros objetos de valor.
Los datos sobre los ingresos en el Fondo especial para el apoyo del Ejército se publicaban en los informes del Gabinete de Información Soviético (Sovinformburó) y en los periódicos. La unidad del frente y la retaguardia se reflejó también en los artículos de las revistas guerrilleras manuscritas:
"El pueblo soviético no escatima esfuerzos ni recursos para ofrecer al frente todo lo necesario para la lucha y la victoria. Los trabajadores de las ciudades y pueblos recogieron para el Ejército Rojo millones de botas de fieltro, zamarros, pieles de oveja, ropa interior térmica, manoplas y otras prendas… En la retaguardia soviética en las fábricas y plantas, en las minas y pozos, en el transporte y agricultura los komsomoles trabajan sin descanso para ofrecer más ayuda al Ejército Rojo brindándole armas y víveres. Es entonces cuando surge el movimiento del 200 % (rendimiento industrial doble) y de brigadas / teatros del frente que demuestran un ejemplo laboral".

Un fragmento de la revista manuscrita Nú.3 "Sókol" del destacamento de P.K.Ponomarenko de la 2ª brigada de Minsk P.L.Lévchenko, marzo de 1944

El dinero y los objetos de valor para el Ejército Rojo los traía también la población de la Bielorrusia ocupada y los guerrilleros. "La recaudación de fondos para la defensa del país en los territorios conquistados por el enemigo se desarrollaba en unas condiciones muy duras. Sin embargo, a pesar de que cada rublo donado ponía a uno y los miembros de su familia en riesgo mortal, la generación de fondos no cesaba", escribirán más tarde en las revistas manuscritas los soldados de los destacamentos guerrilleros.
Información: Para la primavera de 1943 la población y los guerrilleros de Bielorrusia recogieron para la construcción de aviones y trenes blindados "Savétskaya Belarús" ("La Belarús soviética") 5 394 342 rublos: 606 000 rublos de los partisanos, 2100 rublos en forma de oro y 1 240 000 rublos en forma de bonos.

A partir del otoño de 1943 y hasta comienzos de 1944 la población y los guerrilleros del territorio ocupado de Bielorrusia entregaron al Fondo de Defensa unos 10 000 000 de rublos en efectivo y en forma de bonos, más de 13 kilos de oro, unos 90 kilos de plata y otros objetos de valor.

Sólo la brigada guerrillera K.K.Rokossovski en un plazo breve recogió y envió a la línea del frente más de 100 000 rublos y más de 2 kilos de oro y plata. En 1943 los trabajadores de la provincia de Moguiliov donaron 1 327 959 rublos para la construcción de la columna de tanque "Belorusski Partizán" ("El guerrillero belaruso").
La cartera de F.F.Gaidukov, comisario del 11º destacamento guerrillero de la brigada de Cháshniki "Dúbov" de la provincia de Vítebsk con bonos y dinero para el Fondo de Defensa recogidos por los partisanos y la población local.
Los empréstitos estatales también fueron una fuente importante de la restauración de la economía destruida por los fascistas y el refuerzo de la defensa de la Unión Soviética. El primer empréstito militar así fue asignado por medio de la disposición del Consejo de Comisarios del Pueblo de la URSS en 1942. Según el folleto de propaganda para la distribución de bonos, se emitió cuando nuestra Patria luchaba a muerte contra el enemigo cruel:

"Es ésta la tarea planteada al país por Stalin, el gran líder del pueblo soviético y su heroico Ejército Rojo: esforzarse sin tregua para acabar con la superioridad numérica de los tanques y aviones alemanes, para que el frente reciba cada vez más tanques, aviones, armas, morteros, ametralladoras, fusiles, metralletas, pertrechos…

Ayudemos al Estado a luchar contra el enemigo con el compromiso unánime del Préstamo Militar Estatal de 1942! Garanticemos el éxito total del bono de guerra de 1942!".

La suscripción para el primer Préstamo Militar Estatal superó 13 mil millones de rublos (importe nominal – 10 mil millones). Más tarde se emitieron otros: un préstamo al año por unos 20 años cada uno. Fueron cuatro en total.
"En el transcurso de la guerra se han consolidado aún más el sindicato de trabajadores y campesinos, la amistad de los pueblos de la URSS. El estado soviético se ha hecho más fuerte y firme. Una muestra brillante del régimen soviético son un espectacular auge patriótico de todo el pueblo soviético, el heroísmo masivo en los frentes y el trabajo abnegado en la retaguardia. Nuevos golpes del Ejército Rojo no dejan de sacudir al enemigo. Nuestras tropas sostienen una ofensiva. Dicho éxito se debe también a la ayuda al Ejército Rojo...".

Un fragmento de la revista manuscrita Nú.3 "Sókol" del destacamento de P.K.Ponomarenko de la 2ª brigada de Minsk de P.L.Lévchenko, marzo de 1944

Gracias a las donaciones voluntarias de la población se construyeron miles de aviones de combate, decenas de miles de tanques, buques de guerra y submarinos. Viviendo medio muertos de hambre los trabajadores de la retaguardia entregaban a los defensores de la Patria todo lo que podía. Después de su formación espontánea, el Fondo de Defensa pasó a la historia como uno de los movimientos patrióticos más potentes de asistencia al frente en los años de la Gran Guerra Patria.
La revista manuscrita Nú.3 "Sókol", marzo de 1944
Continuará...
Cualquier uso o copia de materiales o selección de materiales del sitio web, elementos de diseño se permite solo con autorización del titular de derecho y solo citando la fuente www.belta.by
© Agencia Telegráfica de Belarús, 2018
© Museo Estatal Belaruso de la Historia de la Gran Guerra Patria, 2018
Left
Right